Hasta la próxima


Devocion Matutina Para Jovenes - Jueves 28 de Noviembre del 2019

2 vistas
Roberto Rosado
6
Publicado en 28 Nov 2019 / En Matutinas / Matutina Jovenes

NOBLEZA Y GRANDEZA

Amarás a tu prójimo como a ti mismo. Levítico 19:18.

A quel día de 1621, en Plymouth, Massachusetts, se encontraron la nobleza y la grandeza: la nobleza de los cristianos que, huyendo de la persecución religiosa, vinieron a América en busca de libertad; y la grandeza de Squanto, indígena que los socorrió a pesar de haber sido raptado por ingleses. Squanto había vivido en Inglaterra y en España, donde fue educado en la fe cristiana.

Los inmigrantes estaban muriendo en la tierra donde vinieron a buscar la vida. Habían salido de Inglaterra en busca de un lugar en el que se proponían crear una “Nueva Jerusalén”, pero su ideal era consumido por el invierno. Durante el viaje solo murió una persona, en tierra firme ya habían perecido 44. William Bradford, uno de sus guías, escribió: “Los padres peregrinos' eran habitantes de la ciudad, no acostumbrados a trabajar la tierra. Solo con la ayuda de indios amistosos, que les enseñaron a pescar y a sembrar maíz, lograron sobrevivir”.

Primero se acercó Samoset, quien hablaba el inglés con dificultad. Luego llegó Squanto, quien lo hablaba con fluidez. Squanto pasó el resto de su vida ayudando a los “padres peregrinos” quienes, a diferencia de los exploradores y comerciantes, trajeron sus familias y también la Biblia, fuente de su doctrina y juez de su conducta. Squanto intervino para establecer una alianza entre los nativos y los ingleses.

Cuando recogieron la primera cosecha, los inmigrantes y los nativos celebraron con un banquete la provisión divina.

Estos fueron los comienzos de los Estados Unidos. Bien haríamos los nuevos inmigrantes en imitar la piedad de esos cristianos que vivieron en paz con los nativos durante varios años. Cuán bueno sería que los inmigrantes establecidos en los Estados Unidos imitáramos a Squanto y ayudáramos a los nuevos inmigrantes. Y hablando de patria y solidaridad, nuestro Dios ha provisto para nosotros una tierra de fraternidad pues “todos vosotros sois uno en Cristo Jesús” (Gal. 3:28).

================
Narrado por: Daniel Ramos
Lecturas Devocionales para Jóvenes 2019
Volando alto
Por: Alfredo campechano

Mostrar más
0 Comentarios sort Ordenar por

Comentarios de Facebook

Hasta la próxima