Hasta la próxima


Devocion Matutina Para Menores - Martes 8 de Octubre del 2019

3 vistas
Roberto Rosado
6
Publicado en 08 Oct 2019 / En Matutinas / Matutina Menores

¿QUÉ ES LA LEJÍA?

«Dichosos los de corazón limpio, porque verán a Dios. Mateo 5: 8

¿Te gusta limpiar la casa? No sé por qué, tengo la impresión de que no mucho. Pero seguramente te gustaría menos que la casa estuviera sucia. ¿Acerté? Limpiar bien, y hacerlo con productos apropiados, es muy importante. Entre los productos estrella de la limpieza está la lejía que, por cierto, no deben usar los niños. La lejía, también conocida como cloro, es un desinfectante muy potente. Si uno quiere tener una casa pulcra y vestir una ropa pulcra, es bueno que use lejía.

Y hablando de pulcritud, sabías que hay un personaje en la Biblia cuyo nombre significa «pulcro»? Interesante. Ese personaje es Adín. Él y su gran familia estaban en Babilonia, al igual que otras familias israelitas que habían sido llevadas cautivas. Cuando regresaron a Jerusalén con Zorobabel, Adín volvió con cuatrocientos cincuenta y cuatro hombres.

El profeta Jeremías escribió: «Por más que te laves con lejía y uses todo el jabón que quieras, ante mí sigue presente la mancha de tu pecado» (Jeremías 2:22). Una cosa es estar pulcro por fuera, y otra es estar limpios por dentro. Estar limpios por dentro es tener pensamientos puros y buen corazón. Jesús dijo en Mateo 5: 8: «Dichosos los de corazón limpio, porque verán a Dios». La limpieza del corazón no depende del uso de lejía, sino de tener fe y obedecer a Dios. Eso es lo que nos permite pensar y obrar bien. Procura hoy mantener tu corazón limpio de malos pensamientos, egoísmo y orgullo.

Desafío: Dibuja un bote de lejía (recuerda que no debes agarrarlo ni jugar con él porque es un líquido peligroso). Escribe el versículo debajo de tu dibujo.

=================
Narrado por: Linda Rumrrill
Lecturas Devocionales para Menores 2019
Preguntas grandes y pequeñas
Por:Stella Romero

Mostrar más
0 Comentarios sort Ordenar por

Comentarios de Facebook

Hasta la próxima