Matutinas

Subcategoría

Roberto Rosado
26 vistas · 3 años hace

LEIF ERICSON

Elige hoy mismo a quién servirás [...] pero en cuanto a mí y a mi familia, nosotros serviremos al Señor. Josué 24:15.

-¡Miren a ese niño! -dijo un vecino, señalando a ese joven alto y pelirrojo-. ¡Es la imagen viva de su padre Erik!

-Ya es un buen peleador -asintió otro-. Será un gran guerrero, igual que su padre.

-Será más grande que yo -corrigió Erik el Rojo-, Ya hice planes específicos para mandarlo a Noruega para que sirva en la corte del rey Olaf. Aprenderá los modales de un noble, y cuando regrese todos estaremos orgullosos de él.

El perverso Erik no sabía que, durante su exilio, el rey Olaf de Noruega y su corte se habían convertido al cristianismo. Ya no adoraban a los dioses Odín, Thor y Tiu, sino que ahora tenían fe y adoraban al único Dios verdadero.

Después de pasar unas semanas en Noruega, Leif Ericson declaró:

-Yo también quiero ser cristiano. Jesucristo es mucho más poderoso que todos los dioses de mi padre.

-Estoy contento de que hayas tomado esa decisión -dijo el rey Olaf-, Cuando regreses a Groenlandia, debes contar las buenas nuevas acerca de Jesús a todos. Pídele a Erik y a su gente que se conviertan al cristianismo igual que nosotros.

-Haré lo mejor que pueda, su majestad -prometió Leif inclinándose ante el rey-. Mi padre no es un hombre feliz, y sé que Jesucristo cambiaría en mucho su vida.

-No necesito un nuevo dios -rezongó Erik, al oír lo que su hijo le relataba acerca de su nueva religión-, Odín, Thor y Tiu me bastan. No cambiaré.

Aunque la mayoría de los habitantes de Groenlandia habían aceptado a Jesús, Erik se rehusó rotundamente e hizo lo posible para disuadir a su hijo. A pesar de todo, Leif se mantuvo fiel a Jesús.

Dios te pide hoy que analices bien los pros y los contras antes de tomar tu propia decisión. Espera que sigas el ejemplo de Leif Ericson, quien dándole la espalda al mundo, siguió a Cristo. ¿Tendrás el valor de hacerlo hoy?

================
Narrado por: Daniel Ramos
Lecturas Devocionales para Jóvenes 2020
Persigue tus sueños
Por: Dorothy E. Watts

Roberto Rosado
87 vistas · 3 años hace

CUIDA TU CUERPO

«Nadie odia su propio cuerpo, sino que lo alimenta y lo cuida, como Cristo hace con la iglesia» (Efe. 5:29).

Un predicador itinerante de los tiempos antiguos, terminó de predicar una mañana y se dispuso a regresar a su tierra. Las personas que lo habían escuchado, entusiasmadas por todo lo que habían aprendido de las sabias palabras de aquel hombre, decidieron acompañar al carruaje hasta que saliera de la ciudad, para mostrarle así su agradecimiento en forma de sencillo homenaje. Así que comenzaron a correr, rodeando el vehículo del predicador. Llegado un momento, el hombre mandó a su cochero que detuviera los caballos, y a continuación se bajó del vehículo. Alguien de la multitud exclamó:

— ¡Qué gran ejemplo de humildad!

A lo que el predicador respondió:

—No es humildad, sino sentido común: mientras ustedes hacen ejercicio yo no puedo estar aquí sentado sin participar de la mejor parte. Dejemos las teorías en el carruaje y permítanme ser parte de la acción.

«Ser parte de la acción», que forma inteligente de exponerlo. Porque la inacción (la falta de ejercicio físico y de actividad) tiene consecuencias nefastas para la salud, como la pérdida de facultades y masa muscular, el riesgo de enfermedades cardiovasculares o el envejecimiento prematuro.

Estoy segura de que conoces bien los beneficios del ejercicio físico, pero no viene mal recordarlos, para motivarnos de nuevo a convertirlo en un hábito diario:

Libera endorfinas, que mejoran nuestro estado de ánimo haciéndonos sentir felices.
Fortalece la autoestima.
Reduce los niveles de colesterol y la presión arterial.
Previene y ayuda a controlar la diabetes.
Mejora la calidad del sueño.
Aumenta las energías durante el día.
Dice 1 Timoteo: «Aunque el ejercicio físico sirve para algo, la piedad es útil para todo, porque tiene promesas de vida para el presente y para el futuro» (4: 8). Ahí tienes una combinación perfecta de mente sana en cuerpo sano: ejercitar el cuerpo para asegurarnos de que nos permita ir y venir cumpliendo el propósito para el que Dios nos ha llamado; y ejercitar sobre todo lo más importante, la piedad, la bondad, la compasión, la misericordia, para fortalecer lo espiritual, la fe, nuestra relación personal con Dios. No dejes de prestar atención a estas dos clases de ejercicio cada día de tu vida.

==================
Narrado por: Sirley Delgadillo
Lecturas Devocionales para Damas 2020
Un día a la vez
Por: Patricia Muñoz Bertozzi

Roberto Rosado
41 vistas · 3 años hace

LA BIBLIA ES UN TESORO

«La hierba se seca y la flor se marchita, pero la palabra de nuestro Dios permanece firme para siempre». Isaías 40:8

Como les decía ayer -dijo el padre de Susana y Mateo—, la Biblia fue conservada de una manera extraordinaria. Hay una enorme distancia en años desde los primeros libros escritos por Moisés hasta el último, que fue escrito por el apóstol Juan. Pero lo interesante es que, a pesar de haber sido escrita por diferentes autores, en distintas épocas y en varios idiomas, la Biblia no se contradice. Porque su autor fue realmente solo uno: Dios. Él es quien la inspiró completa.

-Moisés escribió los primeros cinco libros de la Biblia, desde Génesis hasta Deuteronomio, conocidos como Pentateuco o libros de la ley —comentó Susana.

-Sí, y Dios se reveló a Juan en la Isla de Patmos, para que escribiera el último libro de la Biblia, llamado Apocalipsis-continuó el padre-. Es asombroso como todo tiene sentido y cómo las profecías se han cumplido. Por eso, Satanás quiso impedir de diferentes formas que este hermoso libro llegara a nuestras manos y a las de millones de personas que han tenido el privilegio de leerlo para conocer a Jesús.

-¡Qué bueno que tengo una Biblia! -exclamó Susana-. Mis amigas también tienen una igual.

--Yo también estoy contento de tener mi Biblia –afirmó Mateo, porque sé que hubo épocas en las que era muy difícil tener una.

-Así es, imagínense escribiendo a mano todas las páginas de la Biblia, ¿cuánto tiempo tardarían? Los escribas utilizaban los rollos pero demoraban mucho y como las Biblias eran copiadas a mano eran muy caras. Cuando se inventó la imprenta, entonces se pudieron imprimir Biblias como las que tenemos hoy, con lo cual era más fácil conseguir una. Aunque no todo el mundo la tenía —finalizó el padre.

Tu oración:_____________________________________________________________________________________________________________________________________

¿Sabías que?

La Biblia es el libro más traducido y vendido del mundo.

=================
Narrado por: Linda Rumrrill
Lecturas Devocionales para Menores 2020
Descubre
Por:Noemí Gil Galvez

Roberto Rosado
35 vistas · 3 años hace

LA VERDADERA AUTOESTIMA

«Y el segundo es semejante: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo"» (Mateo 22:39).

El mandato: «Amarás a tu prójimo como a ti mismo», sugiere que el amor hacia nuestros semejantes debe ser amplio y generoso, pues todo ser humano cuenta con una medida razonable de amor hacia sí mismo. Es una comparación similar a la que usa Pablo cuando dice que «los maridos deben amar a sus mujeres como a sus mismos cuerpos» (Efesios 5:28, énfasis añadido), pues es natural que cuidemos y protejamos nuestro cuerpo procurando el bienestar y evitando el dolor.

Sin embargo, hay excepciones a esta regla. Hay personas que, afectadas por desequilibrios emocionales, se desprecian a sí mismas. Hemos encontrado jóvenes de apariencia hermosa, con grandes habilidades académicas y musicales, así como dotes de liderazgo que están convencidos de una supuesta fealdad, torpeza, carencia de talento musical e incapacidad de dirigir un grupo. Esos son los resultados de la autoestima pobre. Es más, hay quienes alcanzan el extremo de desear la muerte y expresan tendencias, o incluso intentos, suicidas. Estos pueden llegar a aborrecerse a sí mismos y, por lo tanto, no podríamos invitarles a que amaran al prójimo «como a sí mismos», pues estaríamos pidiéndoles que odiasen a su prójimo.

Pero, ¿qué significa amarse a uno mismo? Para algunos, supone cuidar su apariencia y prolongar la juventud tanto como sea posible. Después de que el bótox y los lifting hayan estado en uso durante años, empezamos a ver que este tipo de amor a uno mismo conlleva consecuencias adversas. En Hollywood, estas caras retocadas preocupan a los directores de cine, pues les resulta imposible tomar primeros planos faciales que reflejen emociones claras. Es más, hay estudios que muestran que, aparte de limitar la expresión verbal, también limitan la experiencia emocional. Se han observado tomografías cerebrales en las que los centros de la emotividad no solo son motivados por la voluntad y los pensamientos propios, sino también por medio de la expresión facial; y cuando esta es deficiente, la sensación emocional se percibe solo a medias. Llegar a extremos de este tipo de amor hacia uno mismo no parece la mejor solución a la autoestima empobrecida.

El amor hacia uno mismo del que habla la Biblia debe traducirse en reconocer los dones recibidos por el Creador, ser consciente de su valor, aceptarlos con gusto y utilizarlos para el servicio a los demás y para la gloria de Dios.

Pensemos hoy en nuestras fortalezas, todas de origen divino. Agradezcámosle a Dios lo que nos ha otorgado y roguémosle que nos presente las oportunidades precisas para ponerlas en función de acuerdo con su voluntad.

==================
Narrado Por: Merari Medina
Lecturas Devocionales para Adultos 2020
Un corazón alegre
Por: Julián Melgosa y Laura Fidanza

Roberto Rosado
105 vistas · 3 años hace

ERIK EL ROJO

Son sus pecados los que los han separado de Dios. Isaías 59:2.

Erico, el pelirrojo, era un abusivo. Lograba por la fuerza todo lo que quería. Los que no se Intimidaban por su barba roja y ojos verdes, solo al ver sus enormes músculos le daban la razón. Un día exigió la tierra de otro hombre.

-¡No! -le dijo aquel hombre-, ¡No me quites mi terreno! ¿Cómo podré sobrevivir? Quítame lo que quieras, pero no me dejes sin tierra.

-¿Cómo te atreves a desafiar a Erik el Rojo? -se burló el pendenciero-. ¡No solo te quitaré la tierra, sino también la vida!

Cuando el rey de Noruega se enteró de lo que había hecho Erik el Rojo, lo sentenció al exilio. Al refugiarse en Islandia, nuevamente Erik comenzó a buscar pleito y a demandar tierras y cosechas ajenas.

-Aquí no queremos pendencieros como tú -le dijo la gente de la localidad tras soportarlo tres largos años-. Tendrás que abandonar Islandia y vivir en otro lugar.

-Pero ¿a dónde iré?-preguntó Erik-, No puedo regresar a Noruega. -¡Sí, qué lástima! -replicaron los islandeses-. El caso es que nosotros tampoco te queremos aquí. Queremos vivir en paz.

Así que Erik tuvo que viajar a la deshabitada Groenlandia y vivir allí en el exilio.

¿Podemos recordar a algunos personajes bíblicos que, al Igual que Erik el Rojo, tuvieron que vivir en exilio por causa de sus pecados? Jacob, por su avaricia, tuvo que huir a un país lejano. Caín, después de dar muerte a su hermano, se vio obligado a vagar por el mundo. Adán y Eva pecaron, y tuvieron que abandonar su hogar en el Jardín del Edén. Satanás se rebeló en el cielo y fue enviado al exilio en forma definitiva.

Así obra el pecado en las personas. Desata riñas entre hermanos y hermanas. Arma pleitos en el campo de juego. Por causa del pecado, hay guerras y destrucción masiva. Debido al pecado existen policías y prisiones. Por su causa existen la separación y la melancolía de la soledad.

Lo peor de todo es que el pecado no solo nos separa de nuestros familiares y seres queridos, sino también de Dios, y eso significa perdición eterna. Ningún abusivo entrará en el Reino de los cielos. Nadie que tenga un espíritu contencioso verá a Dios. ¿Puedes imaginar a un bravucón en el cielo?

================
Narrado por: Daniel Ramos
Lecturas Devocionales para Jóvenes 2020
Persigue tus sueños
Por: Dorothy E. Watts

Roberto Rosado
67 vistas · 3 años hace

TENER BUENOS HÁBITOS

«Mira la hormiga, perezoso, observa sus caminos y sé sabio» (Prov. 6:6, LBLA).

Durante una época en que vivíamos en Altos del Trapiche, Tegucigalpa, cada atardecer mi esposo y yo veíamos a un hombre de abrigo azul y barn gorro en la cabeza que caminaba con las manos en los bolsillos y con ciertas dificultades por causa del sobrepeso. Siempre, sin falta, cada tarde, caminaba vestido igual y por el mismo sendero. Lo perdimos de vista cuando nos mudamos pero, dos años después, lo vimos de nuevo, a la misma hora, en el mismo lugar y con el mismo abrigo azul. Sin embargo, no todo era lo mismo: ahora el abrigo le quedaba enorme. Había perdido peso y su paso era dinámico y sin dificultades, totalmente decidido, como el de quien no desea regresar a los días del pasado. Aquel hábito de salir cada tarde a caminar había dado fruto.

Los hábitos... Eso que hacemos a menudo y que, a fuerza de repetición, se convierte en nuestra naturaleza, en aquello que nos nace de manera automática. ¡Qué importantes son! Siendo que el Señor nos llama a renovar nuestra mente, nuestra manera de vivir (ver Rom. 12:2), es crucial que empecemos a dar importancia al desarrollo de hábitos saludables, para que lleguen a convertirse en nuestra naturaleza, en aquello que nos nace de manera automática. Y así como la salud física depende en gran medida de hábitos diarios como el ejercicio, el descanso, la buena alimentación o el agua, la salud espiritual depende de hábitos diarios como:

La oración a solas con Dios: «Jesús se retiraba a orar a lugares donde no había nadie» (Luc. 5:16).
La lectura de la Biblia, que nos enseña a tener discernimiento: «La comida sólida es para los adultos, para los que ya saben juzgar, porque están acostumbrados a distinguir entre lo bueno y lo malo» (Heb. 5:14).
La puesta en práctica de los principios del evangelio: «¡Quiero poner en práctica tu enseñanza, siempre!» (Sal. 119:44).
Huir de la ociosidad: «El perezoso desea y no consigue; el que trabaja, prospera» (Prov. 13:4).
Ser constante en toda buena obra (ver 1 Cor. 15:58; 2 Cor. 9:8).
«Llevar cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo» (2 Cor. 10:5, RVC).
Te propongo hoy comenzar a desarrollar buenos hábitos físicos (porque el cuerpo es templo del Espíritu Santo) y espirituales (porque por la fe vivirá el justo). Sin duda cosecharás los frutos en esta vida y en la venidera.

==================
Narrado por: Sirley Delgadillo
Lecturas Devocionales para Damas 2020
Un día a la vez
Por: Patricia Muñoz Bertozzi

Roberto Rosado
10 vistas · 3 años hace

DIOS CUIDÓ SU PALABRA

«La palabra del Señor permanece para siempre». 1 Pedro 1:25

-¿Qué les parece si continuamos nuestra conversación de excavadores de la Biblia? -preguntó el papá a Susana y Alejandro—. Eso nos ayudará a comprender la importancia de la Biblia y la manera en que ha sido conservada miles de años.

-Papá, ¿cómo fue que la escribieron si no existía el papel? —preguntó Susana.

-Verás, Dios deseaba comunicarse con el ser humano, pero como después del pecado ya no pudo hacerlo, su Palabra se transmitía a través de las personas de una generación a otra, hablando. Como ven, tenían muy buena memoria. Hasta que Dios inspiró a diversos personajes para que escribieran. Cuando empezaron a escribir la Biblia, no existía papel, como dijo Susana, así que usaron diferentes materiales como piedras, que fue donde se escribieron los Diez Mandamientos, y más tarde papiro, que fue un invento de los egipcios. También se usó el cuero de animales, pues era mucho más resistente que el papiro y se podía escribir por los dos lados.

-Es interesante saber que la Biblia se escribió en esa clase de materiales, ¿verdad, Susana? —preguntó entusiasmado Mateo.

-Sí, y pensar que ahora es tan fácil tener un libro... No me imagino leyendo mi Biblia en un rollo de cuero ni en un pergamino enroscado-respondió sonriendo Susana.

-Lo importante es que Dios nos ama tanto que conservó su Palabra para que pudiéramos tener acceso a ella. Satanás trató de hacerla desaparecer en el pasado, pero a pesar de todos los obstáculos ha permanecido y permanecerá hasta el final —concluyó su padre.

Tu oración: Querido Jesús, gracias porque permitiste que la Biblia llegara hasta nosotros hoy.

¿Sabías que?

Los escribas transcribían en rollas las copias de las Escrituras que se leían en las sinagogas.

=================
Narrado por: Linda Rumrrill
Lecturas Devocionales para Menores 2020
Descubre
Por:Noemí Gil Galvez

Roberto Rosado
88 vistas · 3 años hace

CRIATURAS DE IMPORTANCIA

«Entonces dijo Dios: "Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y tenga potestad sobre los peces del mar, las aves de los cielos y las bestias, sobre toda la tierra y sobre todo animal que se arrastra sobre la tierra”» (Génesis 1:26).

La primera vez que salí de mi casa para hacer estudios superiores en los Estados Unidos de Norteamérica conocí en la comunidad universitaria a un matrimonio que, por haber visitado España, entabló amistad conmigo. Al poco tiempo tuvieron que ausentarse para hacer un largo viaje al extranjero y me invitaron a quedarme en su casa para mantener las cosas en orden. Me dejaron una lista de tareas simples que había de hacer o comprobar de forma sistemática. También me ofrecieron usar su coche, que por cierto era de lujo, para que me desplazara cuando lo considerara oportuno. Me habían dejado al cuidado de una costosa propiedad, repleta de enseres de valor. Quedé abrumado por la confianza que habían depositado en mí. «¿Cómo es posible que confíen de este modo en un desconocido?», me preguntaba. Aquella fue una potente inyección de autoestima que produjo el impacto necesario para extremar mi cuidado en las cosas encomendadas, más que si fueran mías.

El primer capítulo de la Biblia nos enseña que, al final de cada día de la Creación, vio Dios que todo lo creado era bueno. Declaró el Creador la bondad de la luz, el firmamento, los océanos, la tierra, la hierba, los árboles, el sol, la luna, las estrellas, los animales marinos, las aves y los animales terrestres. También se nos dice que Dios hizo al hombre a su imagen y conforme a su semejanza.

Del relato obtenemos al menos dos fuentes de autoestima. Primera, Dios creó al hombre a su imagen y conforme a su semejanza. Puso en él cualidades nobles, una mente compleja y equilibrada, dotes de armonía y rasgos bondadosos de carácter. Segunda, le concedió «potestad» (poder, mando, autoridad) sobre todo lo creado.

Este mes lo dedicamos a la autoestima. Si bien es verdad que el mal casi ha borrado la imagen de Dios en nosotros, contar con la semejanza a nuestro Creador es un privilegio que debería producir un sano orgullo y un deseo de servirle mejor. Es también un honor poseer autoridad para administrar los recursos de la naturaleza. Si en alguna ocasión estás tentado a pensar que eres incapaz, inferior, o falto de valor, piensa en tu origen divino y en el cargo sublime que Dios te ha encomendado.

Tú eres de alta estima ante el Señor. Y lo eres más porque Jesús te ha redimido para restaurar la imagen completa de Dios en ti.

==================
Narrado Por: Merari Medina
Lecturas Devocionales para Adultos 2020
Un corazón alegre
Por: Julián Melgosa y Laura Fidanza

Roberto Rosado
33 vistas · 3 años hace

BJARNE HERJULFSON

Todos sus mandamientos son confiables. Salmo 111:7

¡Lleven el ancla! -gritó el robusto y rubio marinero escandinavo al observar el viento del oeste que amenazaba con arrancarle la

túnica de cuero que traía puesta y arrojarla a las gélidas aguas.

El joven capitán vikingo sostenía fuertemente el timón de roble mientras afirmaba sus pies sobre la cubierta de su barcaza de treinta metros.

-¡Eleven la vela!

El capitán Bjarne Herjulfson observaba con orgullo a sus marineros izar la enorme vela de la embarcación. Era cuadrada, con franjas rojas y blancas, y estaba amarrada al mástil principal con sogas de cuero de morsa. Dio un suspiro de alivio al verla llenarse de viento y sentir que la embarcación comenzaba a dejar la protección del fiordo noruego y deslizarse hacia las turbulentas aguas del Mar del Norte.

A un lado del capitán Bjarne, asido de los aparejos, estaba el primer oficial.

-¡Es una locura iniciar el viaje hacia Groenlandia en medio de una tormenta invernal como esta! ¡Mire el tamaño de esas olas!

-¡Observa bien la vela! -le contestó Bjarne- ¿Ves cómo está de llena? ¡A este paso llegaremos a Groenlandia en la mitad del tiempo!

-¡Eso, si llegamos! -repuso el primer oficial.

Tras soportar tres días de ventarrones, una densa neblina descendió sobre los marineros en alta mar. La vela de franjas blancas y rojas quedó flácida durante varios días, mientras navegaban a la deriva en una neblina tan cerrada, que no se podía ver el sol de día ni las estrellas por la noche. Sin la orientación de los astros, estaban perdidos, puesto que en esos días todavía no existían ni el radar ni la brújula. Cuando por fin se disipó la neblina, se encontraban cerca de Terranova, muy al sur de su destino original.

En cierta forma, tú y yo somos como Bjarne. Este año se nos antoja un mar enorme y desconocido. Las condiciones de este mundo y las circunstancias particulares de nuestra vida nos envuelven como una densa niebla. ¿Existirá alguna alternativa para nosotros durante este nuevo año, o tendremos que viajar a la deriva?

¡Claro que sí! A diferencia de Bjarne, tenemos una brújula que nos puede guiar: la Palabra de Dios, la Biblia. Así como la aguja de la brújula siempre señala el Norte, la Palabra de Dios nos indica la dirección al cielo. En este nuevo año, asegúrate de consultar tu "brújula" diariamente.

A menos que se diga lo contrario, todas las citas bíblicas han sido tomadas de la versión de la Biblia Nueva Traducción Viviente.

===============
Narrado por: Daniel Ramos
Lecturas Devocionales para Jóvenes 2020
Persigue tus sueños
Por: Dorothy E. Watts

Roberto Rosado
47 vistas · 3 años hace

TIENE QUE NOTARSE

«Así que, por sus frutos los conoceréis» (Mat. 7:20, RV60).

Un hombre decidió abrir una pescadería y puso al frente del establecimiento un rótulo que decía: «Aquí se vende pescado fresco». Pero cuando un amigo pasó a visitarlo, le comentó:

-Puedes borrar la palabra «aquí» del rótulo, porque le sobra. Es evidente que donde se vende pescado fresco es aquí, ¿dónde más podría ser?

Así que aquel hombre siguió el consejo de su amigo y eliminó del rótulo el adverbio de lugar. Ahora decía: «Se vende pescado fresco».

Unos días después, llegó a visitarlo otro amigo, que le hizo la siguiente observación:

-Oye, a tu rótulo le sobra la palabra «fresco», pues si el pescado que vendes no fuera fresco, ¿qué sentido tendría venderlo?

El hombre aceptó también esta sugerencia y quitó la palabra «fresco» del rótulo de la tienda. Ahora decía: «Se vende pescado».

Días después, un cliente le comentó:

—¿Por qué has puesto en el rótulo la expresión «se vende»? Si esto es un establecimiento abierto al público y lo único que tiene es pescado, resulta evidente que es para venderlo. ¿Para qué otra cosa podría ser?

Así que el dueño de la pescadería decidió eliminar la frase «se vende» del rótulo. Ahora decía sencillamente: «Pescado».

Por último, llegó una señora, que le dijo:

—Amigo, ¿para qué necesitas un rótulo que diga «pescado», si desde que uno da la vuelta a la esquina toda la calle huele a pescado? Es obvio que lo que aquí vendes es pescado, así que no necesitas ningún rótulo que lo diga.

Dime, amiga, ¿necesitas un rótulo que diga lo que eres, o con solo observarte, incluso en una relación poco cercana, resulta obvio que hueles a cristianismo? Lo que dices, lo que haces, tu manera de pensar, de ser, de reaccionar, de trabajar, ¿hablan por ti, o necesitas que alguien explique y justifique las incoherencias entre lo que dices ser y lo que eres? Ser cristiana no es ponerse elegante un día a la semana para ir a la iglesia; ser cristiana es vivir cada día conectada con Dios de tal manera que el Espíritu Santo obre en ti.

La palabra «cristiana» ha perdido valor por el tipo de testimonio que damos a veces los cristianos. ¿Qué te parece si decidimos reivindicarla con nuestra vida, para hacerle justicia a aquel por el cual nos llamamos así? Ese es mi deseo para ti en cada día del año que hoy comienza.

==================
Narrado por: Sirley Delgadillo
Lecturas Devocionales para Damas 2020
Un día a la vez
Por: Patricia Muñoz Bertozzi

Roberto Rosado
39 vistas · 3 años hace

EXCAVADORES

«He guardado tus palabras en mi corazón para no pecar contra ti». Salmo 119:11

Un día, Mateo le preguntó a su padre:

—Dice mi amigo Alejandro que su papá va a ir a una expedición a tierras bíblicas, acompañando a un grupo de arqueólogos. ¿Qué son los arqueólogos?

--Los arqueólogos hacen un trabajo muy interesante - le respondió su padre. Son personas muy cuidadosas y pacientes, porque descubren objetos antiguos. ¿Y sabes? Muchos de esos objetos que descubren confirman lo que dice la Biblia.

-¿Siguen haciendo descubrimientos todavía? -intervino Susana, sumándose a la conversación.

-Así es. Siempre ha existido interés por saber más sobre las civilizaciones antiguas, y se ha encontrado información que se había perdido. En cuanto a la Biblia, nosotros no necesitamos comprobar nada, porque sabemos que es la Palabra de Dios. Pero es muy interesante que al excavar en algunos lugares que con el tiempo habían quedado sepultados, se encontraron objetos con inscripciones de las épocas bíblicas. A algunas personas eso les ha servido para comprobar que la Biblia está en lo correcto cuando habla de ciudades y personajes. Quiere decir que fueron reales, existieron de verdad tal y como cuenta la Biblia.

-¡Qué trabajo más bonito! -exclamó Mateo, me gustaría ir algún día a una expedición con arqueólogos.

-A mí también. Quisiera visitar los lugares donde vivió el pueblo de Israel, pero sobre todo, donde anduvo Jesús -añadió Susana.

Si-dijo su padre-. Sería interesante que este año nos convirtiéramos en arqueólogos aquí en la casa, es decir, en excavadores de la Biblia. Así podremos descubrir en la Palabra de Dios muchos tesoros que pasamos por alto porque no tenemos paciencia ni cuidado de buscarlos. Trataremos de entender qué nos dice cada libro de la Biblia, ¿les parece una buena idea?

-¡Me parece excelente! -exclamó Mateo.

Qué divertido será convertirnos en arqueólogos excavadores de la Biblia, ¡y sin salir de casa! -afirmó Susana.

Tu oración: Querido Jesús, ayúdame a leer cada día la Biblia para descubrir en ella los tesoros que tú preparaste para nosotros.

=================
Narrado por: Linda Rumrrill
Lecturas Devocionales para Menores 2020
Descubre
Por:Noemí Gil Galvez

SietePlay
36 vistas · 3 años hace

Dice en Juan 1:1: "En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios."

SietePlay
17 vistas · 3 años hace

Así que, no temáis; más valéis vosotros que muchos pajarillos.
Mateo 10:31

#UnaMejorManeraDeVivir #PastorRobertCosta

SietePlay
23 vistas · 3 años hace

Irá andando y llorando el que lleva la preciosa semilla;
Mas volverá a venir con regocijo, trayendo sus gavillas.
#Salmos 126:6

#UnaMejorManeraDeVivir #PastorRobertCosta

SietePlay
19 vistas · 3 años hace

Porque para Dios somos grato olor de Cristo en los que se salvan, y en los que se pierden;
2 Corintios 2:15

#UnaMejorManeraDeVivir #PastorRobertCosta

SietePlay
38 vistas · 3 años hace

Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo.

Efesios 4:32

#UnaMejorManeraDeVivir #PastorRobertCosta

SietePlay
28 vistas · 3 años hace

Y Jehová respondió a Samuel: No mires a su parecer, ni a lo grande de su estatura, porque yo lo desecho; porque Jehová no mira lo que mira el hombre; pues el hombre mira lo que está delante de sus ojos, pero Jehová mira el corazón.

1 Samuel 16:7

#UnaMejorManeraDeVivir #PastorRobertCosta

SietePlay
22 vistas · 3 años hace

Mucha franqueza tengo con vosotros; mucho me glorío con respecto de vosotros; lleno estoy de consolación; sobreabundo de gozo en todas nuestras tribulaciones.
2 Corintios 7:4

#UnaMejorManeraDeVivir #PastorRobertCosta

SietePlay
22 vistas · 3 años hace

El ángel de Jehová acampa alrededor de los que le temen, Y los defiende.
Salmos 34:7

#UnaMejorManeraDeVivir #PastorRobertCosta

SietePlay
27 vistas · 3 años hace

Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial;

mas si no perdonáis a los hombres sus ofensas, tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras ofensas.

Mateo 6:14-15

#UnaMejorManeraDeVivir #PastorRobertCosta




Showing 2 out of 3